París es una ciudad que tiene mucho que ofrecernos. Se ha ganado la fama de ser una de las ciudades más importantes del mundo a base de hechos que precisamente no son pocos. Conocerla a fondo podría llevar una vida entera o quizás unas cuantas más; es una ciudad en la cual, cada visita puede mostrar una cara totalmente diferente. No importa cuántas veces hayas ido, o si lo has hecho con tus padres, con tus amigos o con tu pareja; siempre guarda algún secreto nuevo que seguro que no conocías.

Por ello, LaComunity quiere que con este post, conozcas un poco más París ya que esconde muchos secretos que quizá no conocías y que siempre son interesantes de saber. Empecemos!

1. Queso y pan para desayunar, para comer y… para cenar! 

Es una gran verdad que los franceses comen pan y queso todos los días, ya que se lo toman muy en serio. Además, decirte que que en cuanto al pan, hay unas normas muy estrictas sobre sus características: peso, consistencia, precio.. Al igual que con el queso, su calidad y precio también está bajo mira.

2. La superstición del número 13…

El número 13 era por aquel entonces y aún sigue siendo considerado como el número de la mala suerte. Durante la Revolución Francesa se establecieron 12, y 48 subdivisiones, pararon automáticamente ahí para evitarse para malos presagios sobre la ciudad. Algo que, obviamente, no pasó, pues hoy en día tiene 20 distritos y está más viva que nunca.

3. El barrio latino, el más movidito

Su nombre se debe a que se escuchaba hablar latín a los más jóvenes y estudiantes universitarios, además que en este barrio se encuentra la propia Universidad como tal y además, fue uno de los puntos calientes durante la Revolución de Mayo de 1968, aunque hoy en día es un barrio tranquilo, con agradables restaurantes y cafeterías.

4. Los misterios de la Catedral de Notre Dame

Es la catedral gótica más famosa del mundo, y el monumento más visitado de la ciudad parisina. Podrás encontrarla en la isla de la Cité, donde te esperarán las frívolas gárgolas, las cuáles se cree que despertaron la noche que Juana de Arco fue quemada en la hoguera. Otro punto que la caracteriza es que en la propia plaza, se encuentra el punto cero, siendo el centro de la propia ciudad y no de Francia.

5. Un trozo de Egipto en París

Esta famosa Pirámide del Museo del Louvre, fue diseñada por el arquitecto Ieoh Ming Pei, y se inauguró en 1989. Tiene una altura de 20,1m y un total de 673 paneles de vidrio laminado. Tiene las mismas dimensiones que las pirámides Keops de Egipto y en su interior registra la misma temperatura.

6. Una guillotina por la Torre Eiffel

Se realizó un concurso para diseñar una obra monumental durante la Exposición Universal de 1889 y entre las diferentes opciones, había una propuesta para construir una guillotina de 900 pies de alto, para conmemorar el aporte de Francia a la decapitación, pero finalmente se eligió el proyecto de Eiffel que se había ganado la confianza construyendo la Estatua de la Libertad.

7. A falta de dos, tres estatuas de la libertad

Si vas en barco para recorrer el Sena, verás en la Isla de los Cisnes una réplica de la Estatua de la Libertad, regalo de Estados Unidos a Francia en el centenario de la Revolución Francesa. Es cuatro veces más pequeña que la original, fue diseñada por un artista italiano-francés. La tercera réplica, es una pequeña copia de bronce que se puede admirar en frente del museo de Artes y Oficios.

8. El río Sena no es el único de la ciudad

Todos conocemos el río Sena, pero pocos son los que han oído hablar del Bièvre. Este pequeño río corría por el sur de París, desembocando en el Sena a pocas cuadras al este de Notre Dame, al lado de la pequeña calle torcida que lleva hoy su nombre. Actualmente sigue fluyendo a través de túneles subterráneos.

9. Curiosidades sobre la Torre Eiffel 

Una de las curiosidades mejor guardadas es que la torre Eiffel se pinta cada 7 años, se gastan 60 toneladas de pintura y conlleva hacerlo más de año y medio. El equipo de 25 pintores la repasan con brocha con el color “Tour Eiffel brown”, que tiene tres tonalidades. La más oscura va en la base y conforme van subiendo el color es más claro.

Otro dato curioso es que recibe más de 7 millones de visitantes cada año, pero Hitler nunca fue uno de ellos. Para evitar que subiera, se cortó los cables del ascensor y el dictador finalmente se negó a subir las 1500 escaleras.

10. Haz que saludar y despedirte se convierta en arte

Se sabe que a los franceses les gusta que los turistas y visitantes, les saluden con un cordial Bonjour! o Bonsoir! según la hora del día. Por lo que tenemos que practicar y practicar hasta que nos salga lo más naturalmente posible. Ellos son muy apegados a su francés, lo prefieren antes que cualquier otro idioma. Y tú además, vas a disfrutar mucho más una conversación. Así que ya lo sabes!

Si te has quedado con ganas de conocer ysaber más sobre París o de viajar para hacerlo de cero, entra en nuestra página web, reserva tu alojamiento y planifica tu viaje. Haz de ello una experiencia única con LaComunity.

Bon voyage amis! 🇫🇷